Por más que tengas, por más que hagas, por más que lo intentes: No se puede ser feliz.

Sí, acabe los exámenes. Y sí, debería estar contenta, pero no. Porque cuando todo parece que sale bien llega algo y lo empeora. Que puto asco. Yo ya me rindo, ya da igual si soy feliz o no. Ya da igual todo. Esperemos que esto pase pronto. Me odio.
PD: Sin ganas de visitar blogs, ni de escribir, ni de nada. Responderé a todos vuestros comentarios, prometido, pero ahora, no.


2 comentarios:

  1. No sabes cuanto te entiendo. La vida es tan complicada y nosotras que nos odiamos la complicamos más. Ánimos y mucha suerte.
    Por cierto te sigo. Espero que vos también lo hagas si te gusta mi blog.

    ResponderEliminar
  2. Te entiendo, a veces hay días en los que no apetece salir de la cama. No apetece afrontar las veinticuatro horas del días. Pero bueno... No nos queda otra... Animo! (Espero que ya estes mejor)

    ResponderEliminar

Encantada de conocerte un poco más