Pensamiento nº 103

Cuando me levante ya no estabas. Intente no hacer ruido, pero como cuanto más lo intento peor funciona, me caí de la cama, sábana incluida. Que pena que no estuvieras, habríamos estado riéndonos hasta que nos doliera la tripa. Cogí la ropa que estaba tirada por el suelo y me puse los tacones que llevaba la noche anterior. ¿Te odio sabes? Odio que mi felicidad dependa de la tuya, que seas la única persona por la que me levanto cada mañana. Y odio no atreverme a decirte que te quiero hasta llegar a un punto en que me estas doliendo dentro. A un punto que susurra que eres todo lo que necesito. Como el agua a los peces. Como los bombones al romanticismo. Como nuestros cuerpos a la pasión.



Holaaaa! Ya estoy aquí de nuevo, he tardado un poco pero he conseguido volver. En mi última entrada prometí que os contaría como me había ido la cabalgata de reyes. La verdad es que tengo ganas de repetir, y me ayudó a cumplir mi propósito para el 2012 de conocer gente y probar cosas nuevas.

Primero fuimos el día 3 a hacer un pequeño ensayo, y nos probamos la ropa con la que saldríamos en la cabalgata.  Yo iba disfrazada de criada así que me pusieron una falda larga, una camisa, un chaleco, gorro y bolsito. También me dieron enaguas, y como estaban rotas tuve que estar un buen rato esperando a que me las arreglaran.  Luego el día 5 tuve que ir allí a las 11 de la mañana, y ponerme la ropa, con la que estuve hasta que desfilamos a las 6 de la tarde. Fue un poco incómodo, pero bueno, estaba contenta porque nos maquillaron bastante bien, y nuestros trajes eran de los mejores. Comimos allí, por turnos, bocadillo de tortilla. Y nos dieron vales para refrescos, dulces y agua. Luego por la tarde, después de estar un rato esperando fuimos a ensayar otra vez. Yo tenía que ligarme al malabarista, porque “me molaba”, el problema era que a la otra criada también “le gustaba”. Bueno, pues eso, que el director de escena nos monto un culebrón. Pero sobretodo nos dijo que nos divirtiéramos, y eso hice. Al final, después de conocer a dos chicas muy majas (Isa y Silvia) que iban en mi grupo también, y tras retoques de maquillaje, salimos y nos colocamos detrás de la carroza que nos tocaba. La hora y media del recorrido se me hico muy corta, y espero que me llamen al año que viene porque QUIERO REPTIR. Ya estoy deseando que vuelva a llegar la navidad. 

8 comentarios:

  1. Que lindo texto <3 Es lindo el amor, incluso cuando extrañamos a esa persona y parece que ya nada tiene sentido, pero esa persona nos da el sentido.Precioso

    ResponderEliminar
  2. Que bonito el texto :) aveces guardar lo que sentimos y no decirlo, es peor que ser rechazados.
    Me alegro que te lo hayas pasado bien en la cabalgata! suena divertidoo! Espero que tambien te dejen ir el año que viene, que seguro que lo hiciste muy bien, un besoo!

    ResponderEliminar
  3. Es feo cuando te pasa que decís que "Odias" a esa persona, cuando en realidad te morís por el (me pasa)
    Muy bien, que bueno que te divertiste tanto!
    Asi es "miss cocacola" jajaja, Mujer sin celulitis, no es mujer :)

    ResponderEliminar
  4. Si, me pasa seguido, por sierto, muy lindo blog, es hermoso, te espero, besos.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho como escribes, gracias por pasar por mi blog.
    Claro que te sigo (:

    ResponderEliminar
  6. Hola! me gustó mucho tu entrada, sobre todo el escrito de arribita. Te sigo, besos :)

    www.rojoanaranjado.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. NOS ENCANTA TÚ BLOG ! es es es es es .. no se puede explicar con palabras(; te seeeeeeeeeeeeeeguimos <3.
    http://smilethebestwayoflife.blogspot.com/ pasate:'D

    ResponderEliminar
  8. me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar

Encantada de conocerte un poco más