Que nada me ata, nadie me corta las alas

Ya no busco tu nombre en el chat como lo hacía antes. Ya no estoy horas esperando a que te conectes. Ya no soy yo la que te habla, habla me tú si de verdad te intereso. Ya no te miro, ya no sonrío por ti, ni por nadie. No. Sonrío si quiero. Sonrío por mí. Porque ahora soy feliz. Que nadie me ata, nada me corta las alas. Suena duro, pero ¿sabes qué? Que ya no te quiero.


1 comentario:

Encantada de conocerte un poco más