Él, el mejor de los motivos.

- Por fin se acaba el curso.
- Pues a mi me da pena...
- ¿Y eso por qué? ¿No te apetece ir a la piscina?
- Sí, pero allí no veré a ese motivo guapo-delgado-alto por el que me levanto todos los días


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Encantada de conocerte un poco más