Eso es lo que quiero, suicidarme un poco.

Si se vendiera felicidad embotellada ahora mismo me compraría un par de botellas. Después  pastillas con sabor a olvido, para olvidar todo lo que esta pasando, porque es horrible. Y al final, burbujas sabor muerte, aunque sea un  poco suicidio. Al fin y al cabo eso es lo que quiero, suicidarme un poco. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Encantada de conocerte un poco más